Intérpretes jurados de examen vs. de licenciatura

In: General|Juradas

4 Nov 2009

Elizabeth lanzó el otro día la primera piedra (metafóricamente hablando) con este tema. ¿Son mejores los intérpretes jurados que han superado la prueba del MAEC o los que salen de la facultad de Traducción e Interpretación? Me temo que no es ni una cosa ni otra, pero empecemos por el principio. Para llegar a ser intérprete jurado existen dos principales vías (en realidad son tres, véase la entrada El intérprete jurado). La primera nos conduce al examen anual que convoca el MAEC y la otra es el itinerario universitario, esto es, la licenciatura en Traducción e Interpretación.

Para poder presentarse al examen del MAEC el aspirante debe de estar, previamente y al menos, en posesión de un título español de «Diplomado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico o equivalente». Así lo establece la ley y con ese requisito preliminar ya se puede probar suerte. El examen del MAEC consiste en cuatro pruebas eliminatorias (significa que si no se supera la prueba a. no se corrige la prueba b. y sin b. no se corrige c. y sin c. no hay prueba d.):

  1. Una traducción directa sin diccionario (directa es del idioma extranjero que hemos elegido al español, por ejemplo, FR>ES) de un texto literario o periodístico (por ejemplo un artículo de cualquier periódico de tirada nacional).
  2. Una traducción inversa (esta vez del español a nuestro idioma extranjero por el que hemos optado) sin diccionario de un texto literario o periodístico.
  3. Una traducción directa (nuevamente del idioma extranjero elegido por nosotros al español) de un texto jurídico o económico. Esta vez sí con diccionario.
  4. Examen oral ante un tribunal. La orden establece que «El candidato deberá acreditar a satisfacción del Tribunal su capacidad de comprensión y expresión oral en la lengua de que se trate. Al efecto, el candidato deberá resumir oralmente un texto escrito que le será entregado por el Tribunal y comentarlo respondiendo a las preguntas que sobre el mismo le sean formuladas».

Como cabe observar el examen del MAEC es severo. No obstante, esto no siempre fue así y, en su momento, solamente se exigía tener el bachiller para poder presentarse al examen y tampoco existía la segunda prueba de traducción inversa (lo cual podría explicar la razón por la cual algunos traductores veteranos tengan cuatro nombramientos de cuatro idiomas diferentes).

Pero en la actualidad el panorama es otro. El futuro intérprete tiene que tener un más que excelente dominio del idioma para el que desea obtener el nombramiento. Incluso diría que el examen se puede considerar equivalente e incluso de mayor dificultad que una oposición, ya que no existe temario y el candidato debe de ser capaz de desenvolverse con cualquier texto que se le presente. El porcentaje de suspensos es elevado. Según Luis Pegenaute Rodríguez de la Universidad Pompeu Fabra en el año 2001 se presentaron 2.500 personas a la prueba del MAEC superando el examen únicamente 175 candidatos lo que nos da una buena idea de la dificultad reinante.

Partimos pues de un nivel lingüístico y una exigencia alta y, de hecho, los que aprueban suelen tener un conocimiento vasto, profundo y amplio del idioma extranjero en cuestión. Muchos suelen ser, además, licenciados en Derecho, dada la configuración de la tercera prueba.

La carrera en la universidad, el segundo camino para llegar a ser intérprete jurado, no llega a semejante extremo y funciona con otra dinámica. En primer lugar, existe un examen específico de ingreso para comprobar el conocimiento y la comprensión de determinados idiomas del futuro estudiante. Este requerimiento, un conocimiento previo de al menos una lengua extranjera, cae por su propio peso. La prueba de acceso se suele componer de una o varias traducciones de textos y/o un listening. Más tarde, a lo largo de la carrera, se irá añadiendo un segundo idioma extranjero.

Nótese el apunte de varios idiomas. En la facultad el estudiante no va a cursar un solo idioma, sino que al final de la carrera habrá tenido unas lenguas A, B y C con sus respectivas asignaturas troncales, obligatorias y optativas. La lengua A será el castellano y la lengua B y C los idiomas extranjeros (B la lengua que mejor se domine y C la que menos).

Pero volvamos al principio. El estudiante que supera dicha prueba inicial se matricula en la universidad, va aprobando paulatinamente sus asignaturas, se licencia y, si ha cursado la carrera con los créditos específicos que el MAEC exige para la combinación de las lenguas A y B, obtiene el nombramiento de intérprete jurado.

Ambos itinerarios, la facultad y el MAEC, son, por lo tanto, distintos y difícilmente comparables. Y cada uno de ellos tiene sus virtudes y defectos. Los intérpretes jurados del examen vía MAEC suelen tener un conocimiento extraordinario del idioma extranjero, pero suelen carecer, en la mayoría de los casos, de formación para traducir e interpretar. Y esto, a la hora de la verdad, se nota según el ámbito en el que se trabaja. Muchos no conocen o no han trabajado nunca con herramientas informáticas de traducción asistida por ordenador (TRADOS o Déjà vu por citar dos de los clásicos), otros no han pisado nunca una cabina de interpretación o desconocen por completo técnicas de interpretación consecutiva y así un largo etcétera. No obstante, son personas con una carrera universitaria previa y, habitualmente, con experiencia en su respectivo campo profesional.

En el otro lado de la orilla tenemos a los intérpretes jurados de facultad. No todos ellos gozan, lamentablemente, del nivel lingüístico deseable. Un hecho que pude comprobar personalmente en la facultad. Como en toda carrera universitaria los hay «así y asá», es decir, radiantes y deslumbrantes, mediocres y conmovedores. A cambio, estos intérpretes suelen saber subtitular películas (si han optado por esa asignatura), han traducido textos humorísticos y obras de teatro, han tenido que aprobar interpretación consecutiva y simultánea (la cabina), terminología y lingüística o teoría de la traducción. Vienen con otro bagaje.

¿Cuál de los dos intérpretes es mejor? A priori ninguno. Existen, como ya decía, intérpretes jurados de carrera brillantes (con un idioma B materno)  y que estudian la licenciatura por vocación, otros dudables y entre ambos extremos encontramos todo tipo de tonalidades. Algunos son muy buenos en traducción, pero toda una penitencia viéndolos en la cabina y otros sobresalen en todas las asignaturas. En lo que concierne a los intérpretes jurados del MAEC tampoco cabe establecer una regla fija. He conocido intérpretes jurados de examen que son unos auténticos especialistas en su materia, recuérdese que se debe tener una carrera universitaria para poder presentarse al examen, pero que no sabrían ni abrir la susodicha cabina. Sin embargo, su conocimiento lingüístico suele ser extraordinario y más en traducciones inversas.

Al final todo depende individualmente de cada persona. En mi caso, sin ir más lejos, la formación de la facultad fue la razón por la que yo opté por la licenciatura. El examen del MAEC me brindaba el nombramiento, pero no el conocimiento técnico y a mi me llamaba la interpretación simultánea y consecutiva (que se le va a hacer… admito que me gustan los juicios y la interpretación judicial en las vistas).

En caso de duda, ¿qué se debe hacer? Como todo en esta vida proceder con sentido común. Lo primero es plantearse para qué tipo de tarea necesito a un intérprete o a un traductor jurado. ¿Para presentar un mero certificado de penales ante la administración o para la vista de un juicio? ¿Preciso un intérprete para cuestiones jurídicas, informáticas, literarias o tal vez, geológicas? La formación profesional principal puede ser un dato importante a tener en cuenta. Porque si el intérprete jurado pertenece a un determinado ramo profesional que coincide con la materia para la cual lo requerimos (pongamos que es médico o ingeniero y que hemos de aportar en el juzgado una traducción jurada de un informe pericial médico complejo o de tipo científico-técnico) tanto mejor. A continuación, recomiendo indagar en el currículum (veamos de dónde provienen sus conocimientos del idioma) y hablar con el intérprete para conocer su experiencia.

Claro que para gustos, los colores. Personalmente y en cuestiones de cierta importancia prefiero al especialista por partida doble. El otro día estuve comentando esta cuestión con un notario de Zaragoza. Estábamos hablando acerca de otorgar escrituras notariales a doble columna y dos idiomas y me manifestó precisamente eso: que escrituras con traducción inversa incorporada, entiéndase con el contenido también en otro idioma, únicamente las autorizaba si el intérprete jurado también era jurista. Nihil prius fide.

2 Responses to Intérpretes jurados de examen vs. de licenciatura

Avatar

Julien

noviembre 30th, 2011 at 15:45

Buenos días,
Es un tema bastante interesante.
Pedonadme pero, tengo una inquietud. ¿Existe la posibilidad legal de que un extranjero (con residencia en España) que haya cursado integramente sus estudios de Licenciatura en Traducción e Interpretación obtenga el nombramiento de traductor jurado, en caso de solicitarlo? Si no, ¿se queda corta la ley o no? ¿A estas alturas, es la ncionalidad un requisito relevante en el mundo de la traducción? ¿O acaso se trata de una especie de proteccionismo laboral?
Gracias.

Avatar

Fernando

enero 3rd, 2012 at 14:31

Hola Julien,

Muchas gracias por tu comentario. Lo cierto es que las cosas han cambiado por completo con la última reforma de la OIL (http://www.elgasconjurado.com/2009/12/28/y-eolo-libero-los-vientos/). Ahora todo el mundo ha de pasar por el examen que se convoca. En cuanto a la nacionalidad no creo que sea un elemento determinante (si te refieres a ello como un aspecto general). Es más, en tal caso incluso puede ser toda una ayuda para reflejar tu origen y tu idioma materno.

Un saludo,

Fernando

Comment Form

Acerca de mí

Me llamo Fernando A. Gascón Nasarre. Ejerzo de abogado en Zaragoza y soy intérprete jurado de alemán. De la combinación de ambos campos surgen mis especialidades: las traducciones jurídicas y las interpretaciones judiciales.

  • Amna: Hello I need to know which the date of examination and what are subjects that I must to be study [...]
  • Traductor jurado: ¡No hay que despistarse ni un momento! Es una gran noticia saber que se van a equiparar las traducc [...]
  • Leire: Buenas tardes: He leído la convocatoria del 10 de enero de 2018, en la que se incluye una plaza pa [...]
  • Virginia: hola, ¿dónde puedo encontrar el temario del 5º ejercicio? [...]
  • Virginia: Hola, ¿dónde puedo encontrar el temario del quinto ejercicio? Gracias. [...]

El Gascón Jurado en Facebook

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Visitas

  • Páginas mostradas :130572
  • Visitas :53575
  • Páginas vistas en las últimas 24 horas132
  • Visitas en las últimas 24 horas68
FireStats icon Con la potencia de FireStats